Hombres recogen redes en la playa

Digitalización: por qué una base de datos en toda la UE puede ayudar a detener la pesca ilegal

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) amenaza a las poblaciones de peces, daña los hábitats marinos, contribuye a la competencia desleal entre pescadores y puede poner en peligro la seguridad alimentaria de las comunidades costeras. Es, por tanto, una de las principales causas de daños sociales, económicos y medioambientales y, a lo largo de los años, ha contribuido a la pérdida de miles de millones de euros, según las estimaciones. Si bien la UE ha sido pionera en la lucha contra la pesca INDNR, las importaciones de pescado todavía van acompañadas de certificados de captura en papel y todavía no existe un sistema europeo completamente digital para compartir información entre los Estados miembros.

Esto significa que el mercado de la UE sigue siendo vulnerable a las importaciones derivadas de la pesca ilegal, lo que perjudica el negocio y los medios de vida de los operadores legales.

Certificados de captura online

Los Estados miembros y los operadores de la UE podrían mejorar significativamente la lucha contra la pesca INDNR si reemplazaran el sistema de certificados de captura en papel por un sistema digitalizado. La Comisión Europea ha propuesto un plan, conocido como “CATCH” , y los países de la UE están considerando su aprobación.

En un reciente seminario, ClientEarth y la EU IUU Coalition reunieron a expertos y expertas para debatir sobre las mejores prácticas en la utilización del nuevo esquema electrónico centralizado con el objetivo de acelerar la lucha contra la pesca INDNR en la UE.

Pesca INDNR: la necesidad de digitalizar los controles de importación

Pierre Karleskind, presidente de la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo, señaló: “El sesenta por ciento de los productos del mar que consumimos en Europa son importados” y explicó los esfuerzos significativos de la UE en políticas para garantizar que no haya productos derivados de la pesca INDNR en el mercado. “Este es nuestro deber para con los consumidores, los ciudadanos y nuestros pescadores”.

Según Karleskind, “La UE tiene que estar a la vanguardia de la lucha contra la pesca INDNR […], nuestra regulación actual aún debe mejorar mediante la modernización de los instrumentos de trazabilidad como los certificados de captura“.

CATCH: los incentivos de un sistema de monitoreo electrónico

Varios de los mayores importadores de la UE, como España, Alemania o Francia, reciben entre 40.000 y 60.000 certificados de captura en papel cada año. Pero las tendencias en los flujos comerciales sugieren que los operadores pueden estar aprovechando ciertas fronteras de la UE que tienen controles más débiles.

Los informes publicados por ClientEarth y la EU IUU Coalition muestran que las deficiencias en los esquemas de control de importación actuales de los países de la UE y los estándares desiguales podrían estar generando un espacio para los productos obtenidos ilícitamente y vinculados a la pesca INDNR. El uso del CATCH evitaría algunos de estos problemas aumentando la eficiencia, la seguridad y creando un sistema menos vulnerable al fraude.

Los beneficios de este sistema fueron subrayados durante el evento por Anna Kullmann, representante de la Oficina Federal de Agricultura y Alimentación de Alemania, quien señaló que el uso del CATCH sería necesario a la hora de hacer una mayor gestión y que esto haría que los controles para evitar la pesca ilegal en la UE sean mucho más efectivos.

Así lo destacó Marta López, Jefa de Unidad de Inteligencia contra la Pesca INDNR de la Subdirección General de Vigilancia Pesquera y Lucha Contra la Pesca INDNR de España, quien señaló: “La principal ventaja [de CATCH] es evidentemente el abandono del papel. También está la inmediatez de la comunicación de los resultados de la inspección, la imposibilidad de uso excesivo [de los certificados de captura] así como el control directo de los saldos”.

Necesidad de implementación

El Reglamento INDNR de la UE, que entró en vigor en 2010, sigue siendo el sistema de su tipo de mayor alcance e influencia que se aplica en la actualidad. Sin embargo, para fortalecer su implementación y evitar que los productos pesqueros ilegales entren en la UE, es clave que los países, especialmente aquellos que no tienen su propio sistema digitalizado, comiencen a utilizar CATCH cuanto antes.

Sin embargo, incluso después de que el sistema pase a ser obligatorio para los Estados miembros de la UE, su uso solo será voluntario para las autoridades y exportadores de países no pertenecientes a la UE. A pesas de eso, existe interés en terceros países fuera de la UE.

Pawel Swiderek, representante de DG MARE, destacó que si bien los países no pertenecientes a la UE también tienen sistemas de información para gestionar sus pesquerías, “uno de los desafíos futuros será igualar los entornos de la tecnología de la información. Lograr esto reduciría la carga administrativa y también garantizaría datos más fiables”.

En esta línea, “Tailandia es uno de los principales productores; para nosotros es muy importante coordinarnos con el sistema de la UE y mejorar la cooperación”, coincidió Wanwipa Suwannarak, Directora de la División de Inspección y Control de Calidad del Pescado del Departamento de Pesca de Tailandia.

Desde la perspectiva de la industria, Anna Boulova de FRUCOM, enfatizó que la implementación práctica era primordial y que cada parte tiene unas responsabilidades. La buena cooperación entre la Comisión Europea, autoridades y operadores en la UE y en los países de origen era “el camino a seguir”, y agregó la necesidad de promover este sistema: “Los puntos clave sería la formación, la información y la comunicación“.

Más allá de CATCH: los beneficios de los esquemas de control de importaciones a nivel mundial

Para finalizar el evento, Katrin Vilhelm Poulsen de la EU IUU Coalition enfatizó que “cuantos más países importadores de productos del mar tengan esquemas sólidos de control de importación que rastrean productos del mar, más difícil es para los operadores ilegales buscar y explotar mercados de conveniencia y puntos de entrada más débiles.”

Esto es cierto más allá de las fronteras de la UE. Los principales mercados de productos del mar deberían trabajar juntos para optimizar los sistemas que utilizan para controlar las importaciones, instó Poulsen, y alinear los datos clave que se solicitan. Esto ayudará a los pescadores y a todos los demás operadores de la cadena de suministro pesquero a reducir el coste de cumplir con múltiples sistemas y prevenir las desviaciones del comercio ilícito.

Dada esta necesidad de esquemas de control más alineados entre jurisdicciones, Poulsen compartió la declaración de importantes empresas y asociaciones de productos del mar, como Europêche, Global Tuna Alliance, FRUCOM, Opagac y otras, que exhorta explícitamente a los principales estados del mercado a trabajar para lograr una armonización más estrecha de los controles de importación.

Pincha aquí para ver el seminario web completo. 

Presentaciones de los ponentes:

 

Comparte...
Share on Facebook! Tweet this! Share on LinkedIn! Email!

Cassiano Psomas

Síguenos

Cómo puedes ayudar

Ayúdanos a proteger el medio ambiente a través del Derecho. Apúntate a nuestra newsletter (sólo disponible en inglés).